State health department team looks at air pollution, COVID-19 at the census-tract level in Colorado

The Colorado Department of Public Health and Environment (CDPHE) today released an analysis that shows an increase in long-term exposure to fine particle air pollution is generally associated with more COVID-19 infections, hospitalizations, and deaths at the census-tract level in Colorado. The analysis also underscores  the well-established association between communities of color and COVID-19 outcomes. 

Initially, the team set out to look primarily at the relationship between fine particle air pollution and COVID-19 outcomes, accounting for possible confounding factors, but researchers found they needed more local pollution data to fully understand the relationship. However, significant associations between communities of color and COVID-19 outcomes stood out clearly. 

The findings are consistent with national studies on the association between long term air pollution exposure and poorer health outcomes from a COVID-19 infection and with Colorado’s hospitalization data, but the analysis expands what we know about case and death numbers by controlling for 20 variables at the census-tract level.

“Centuries of structural discrimination in the U.S. housing system mean people of color and low-income populations often live near busy highways and industrial areas where pollution is worse. The resulting disproportionate harm to these communities is documented in many studies,” said Jill Hunsaker Ryan, executive director, CDPHE. “We’ll accelerate our efforts to implement additional monitoring in areas that have higher levels of air pollution and will continue to do everything we can to ensure an equitable pandemic response.”

Adjusting for possible confounding factors such as census-tract-level rates of physical distancing, underlying health conditions, socioeconomic status, population density, age, and fine particle pollution, the analysis found that:

  • Tracts with larger proportions of non-African American people of color, a demographic group composed mainly of Colorado’s Hispanic community, have a statistically higher risk of COVID-19 infections (31%), hospitalizations (44%), and deaths (59%).
  • Tracts with larger proportions of non-Hispanic African Americans have a statistically higher risk of COVID-19 infections (4%) and hospitalizations (7%).
    • The results suggest these areas may also have a higher risk of COVID-19 deaths (4%), but this result was not statistically significant. 
  • Tracts with larger proportions of essential workers have a higher risk of COVID-19 infections (5%).

Regarding fine particle pollution, the analysis found an increase in long-term exposure is associated with more infections, hospitalizations, and deaths. Since air monitors are not available in every census tract, the team used four established scientific models to estimate air pollution level in census tracts that don’t have any monitors. The statistical significance of the association was found in only one of four air pollution exposure models the team used in the analysis.

Focusing on health equity in the COVID-19 response is a department priority with strategies that include:

  • Continuing to support free community testing in disproportionately affected neighborhoods. The sites are open to anyone, regardless of immigration status or insurance coverage.
  • Continuing to provide critical information regarding the pandemic in six languages.
  • Monitoring and reporting vaccine administration data by race/ethnicity, age group, and gender, with new requirements for providers to collect this information, unless the patient does not want to provide it.

Reducing barriers to vaccination for those who lack idenfication by directing providers to use the “honor system,” taking the individual’s word on age, residency, and other eligibility criteria, in order to preventneedless barriers for people who are undocumented, experiencing homelessness, have a disability and/or lack mobility, or are otherwise unable to obtain an ID. 

Asking that providers consider every Coloradan who is currently eligible to get vaccinated, without regard to their affiliation or history with the hospital, medical coverage status, or ability to pay.

  • Requiring large providers to send an equity plan to the department’s Chief Medical Officer.
  • Coordinating “pop up” clinics in partnership with community-based organizations and churches in underserved communities and neighborhoods with “vaccine deserts.” We are also working with 9Health Fair to use their established infrastructure and community partnerships to pilot clinics.
  • Coordinating with transportation providers to assist Coloradans with mobility barriers or without personal vehicles. 
  • Facilitating a Champions for Vaccine Equity program to provide information to communities of color about the safety and efficacy of vaccines, plus utilizing Promotoras, service providers, and crisis counselors to support vaccine literacy. 
  • Developing and growing a vaccine media marketing campaign featuring medical professionals from diverse backgrounds and engaging influencers and local public health agencies to help get the word out to hard-to-reach communities.

In addition to the lack of local air quality data, it is important to note other limitations of the analysis. These include that the analysis indicates correlations (not causes) and looks only at long-term exposures to air pollution (from 2002 to 2016), not current or short-term exposures. The analysis will be submitted to a peer-reviewed publication.

______________________________________________________________________

El equipo del Departamento de Salud Pública del Estado observa la contaminación atmosférica, y la incidencia de casos de COVID-19 al nivel del área de censo en Colorado 

El estudio añade más evidencia sobre la relación entre las comunidades de color y las consecuencias de la pandemia 

El Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE, por sus siglas en inglés) publicó hoy un estudio que muestra que un aumento en la exposición a largo plazo a partículas finas en la contaminación atmosférica se asocia generalmente con más infecciones del COVID-19, hospitalizaciones y muertes al nivel del área del censo en Colorado. El estudio también enfatiza la relación bien establecida entre las comunidades de color y los resultados del COVID-19.

Inicialmente, el equipo se enfocó primeramente en estudiar la relación entre las partículas finas en la contaminación atmosférica y los resultados del COVID-19, tomando en consideración las posibles variables de confusión, pero los investigadores descubrieron que necesitaban más datos sobre la contaminación local para comprender completamente la relación existente. Sin embargo, se destacaron claramente asociaciones significativas entre las comunidades de color y los resultados del COVID-19.

Los hallazgos son consistentes con los resultados de estudios nacionales sobre la relación entre la exposición a la contaminación atmosférica a largo plazo, y los resultados de salud más graves debido a una infección del COVID-19, así como con los datos de hospitalizaciones de Colorado. Pero el estudio amplía lo que sabemos sobre los números de casos y muertes, al controlar 20 variables al nivel del área de censo.

“Siglos de discriminación estructural en el sistema de vivienda de los Estados Unidos significa que las personas de color y las poblaciones de bajos ingresos, con frecuencia, viven cerca de carreteras congestionadas y áreas industriales donde la contaminación es peor. El resultado del daño desproporcionado en estas comunidades está documentado en muchos estudios”, dijo Jill Hunsaker Ryan, Directora Ejecutiva del CDPHE. “Aceleraremos nuestros esfuerzos para implementar un monitoreo adicional en áreas que tienen mayores niveles de contaminación atmosférica y seguiremos haciendo todo lo posible para garantizar una respuesta equitativa ante la pandemia”.

Al ajustar las posibles variables de confusión, tales como las tasas de distanciamiento físico al nivel del área de censo, las condiciones de salud subyacentes, el estado socioeconómico, la densidad de la población, la edad y la contaminación por partículas finas, el análisis encontró que:

  • Las áreas con mayores proporciones de personas no afroamericanas de color, un grupo demográfico compuesto principalmente por la comunidad hispana de Colorado, tienen un riesgo estadísticamente mayor de infecciones del COVID-19 (31%), hospitalizaciones (44%) y muertes (59%).
  • Las áreas con mayores proporciones de afroamericanos no hispanos tienen un riesgo estadísticamente mayor de infecciones por COVID-19 (4%) y hospitalizaciones (7%).

 O   Los resultados sugieren que estas áreas también pueden tener un mayor riesgo de muertes por COVID-19 (4%), pero este resultado no fue estadísticamente significativo.

  • Las áreas con mayores proporciones de trabajadores esenciales tienen un mayor riesgo de infecciones por COVID-19 (5%).

Con respecto a la contaminación por partículas finas, el estudio encontró que un aumento de la exposición a largo plazo está asociado con más infecciones, hospitalizaciones y muertes. Ya que los monitores para examinar la calidad de aire no están disponibles en cada área de censo, el equipo utilizó cuatro modelos científicos establecidos para estimar el nivel de contaminación del aire en áreas de censo que no cuentan con ningún monitor. La importancia estadística de la asociación se encontró solo en uno de los cuatro modelos de exposición a la contaminación atmosférica que el equipo usó para el estudio. 

Enfocarse en la equidad de salud como parte de la respuesta ante el COVID-19 es una prioridad del departamento, y sus estrategias incluyen:

  • Continuar apoyando las pruebas de detección comunitarias gratuitas en vecindarios afectados de manera desproporcionada. Los centros están abiertos para cualquier persona, independientemente de su estatus migratorio o cobertura de seguro.
  • Continuar proporcionando información crítica sobre la pandemia en seis idiomas.
  • Monitorear y reportar los datos sobre la administración de vacunas según raza/etnicidad, grupo de edad y género, con nuevos requisitos para que los proveedores reúnan esta información, a menos que el paciente no quiera proporcionarla.
  • Reducir las barreras de acceso a la vacunación para aquellos que no cuentan con una identificación, al pedir a los proveedores que utilicen el “sistema de honor”, confiando en la información que la persona comparte sobre su edad, su residencia y otros criterios de elegibilidad, con el fin de prevenir barreras innecesarias para las personas que son indocumentadas, que carecen de vivienda, tienen una discapacidad y/o carecen de movilidad, o que no pueden obtener una identificación.
  • Pedir a los proveedores que consideren a cada habitante de Colorado que actualmente es elegible para ser vacunado, sin tener en cuenta su afiliación o historial con el hospital, el estado de cobertura médica o su capacidad de pago.
  • Requerir que los grandes proveedores envíen un plan de equidad al Director Médico del departamento.
  • Coordinar clínicas “temporales” en asociación con organizaciones comunitarias e iglesias en comunidades y vecindarios desatendidos con “desiertos de vacunas”. También estamos trabajando con 9Health Fair para utilizar su infraestructura establecida y asociaciones comunitarias para organizar clínicas.
  • Coordinar con los proveedores de transporte para ayudar a los habitantes de Colorado con barreras de movilidad o sin vehículos personales.
  • Facilitar un programa de Campeones para la Equidad de Vacunas para proveer información a las comunidades de color sobre la seguridad y eficacia de las vacunas, además de utilizar Promotoras, proveedores de servicios y consejeros de crisis para brindar conocimiento sobre las vacunas.
  • Desarrollar una campaña de mercadotecnia de vacunación presentando a médicos profesionales de diversos orígenes, a personas con influencia en la comunidad y agencias locales de salud pública para ayudar a llegar a las comunidades de difícil acceso.

Sumado a la falta de datos sobre la calidad del aire a nivel local, es importante notar otras limitaciones de este estudio. Esto incluye que el estudio indica correlaciones (no causas) y sólo examina las exposiciones de contaminación atmosférica a largo plazo (del 2002 al 2016), no las exposiciones actuales o a corto plazo. El estudio será enviado a una publicación arbitrada.

State health department team looks at air pollution, COVID-19 at the census-tract level in Colorado